Arcoiris Pets

Un lugar donde tu mascota encontrará el reposo y tú todos los servicios que necesites para su recuerdo y homenaje que desees.
Miércoles, 01 Noviembre 2017 11:26

Animales famosos, todo un ejemplo a seguir

A lo largo de la historia han existido muchos animales famosos, algunos de ellos reales y otros ficticios. Algunos han pasado a la posteridad por sus hazañas, otros por su longevidad, otros por su cinegenia o su telegenia.

¿Queréis conocerlos?

ArcoirisPets os invita a entrar en su apasionante mundo. Una vez  aquí, os daréis cuenta, igual que quien esto escribe, de que son amables y maravillosos, inteligentes y brillantes y, sobre todo, de que aman a sus dueños, o a los humanos con los que tienen una relación especial. Vamos a presentaros a algunos de ellos, dejando fuera a muchos otros por causas de espacio, esperando que os guste tanto el artículo que podamos ofreceros una segunda parte.

Babieca, el caballo del CID

Un ejemplo de fiereza y espíritu lo tenemos en Babieca, el noble caballo del Cid Campeador, Rodrigo Díaz de Vivar, quien según nuestras fuentes “llegó a dominar prácticamente todo el oriente de la península ibérica a finales del siglo XI”.

Los enemigos del noble Rodrigo eran enemigos de Babieca el valiente. Como recoge el canto tercero del Cantar de mío Cid:

El que en buen ora nasço los ojos le

fincava

enbracó el escudo e abaxó el asta,

aguijó a Bavieca, el cavallo que bien anda

hívalos ferir de coraçón e de alma.

Babieca caballo del CID Campeador animales famosos
Babieca y el CID Campeador | Foto ellinardelcabo

Bucéfalo, el cabello conquistado por Alejandro

¿Sabéis quién es Bucéfalo, verdad? Por supuesto que sí: el caballo más famoso de la antigüedad, puesto que perteneció a uno de los generales más importantes del mundo antiguo, Alejandro Magno.

Subido en su caballo, consiguió conquista tras conquista, desde su pequeño reino en Macedonia hasta llegar a Oriente, pasando por Egipto, donde se hizo coronar faraón. Al parecer, cuando el padre de Alejandro compró a Bucéfalo, el caballo tenía un genio endiablado y sólo Alejandro logró montarlo y amansarlo.

Acompañó a Alejandro como una sombra bienhechora por toda su campaña en Asia contra los aqueménidas, hasta su muerte en Hidaspes. Alejandro fundó una ciudad en su honor: Alejandría Bucéfala.

Keiko, el “Afortunado”

¿Hay fama en la vida en el mar? Pues sí.

Animales actores como la orca Keiko, que participó en las sagas de Liberad a Willy, por ejemplo.

Keiko ha sido la única orca macho nacida en cautividad y después liberado a su medio natural.

Su vida fue muy triste. Su nombre, keiko, en japonés, significa “afortunado”. Ironías del destino.

Nació libre y creció hasta los dos años en una sociedad matriarcal, con lo que cuando los humanos lo capturaron todavía dependía mucho de su madre. Vivió en acuarios haciendo espectáculos para el público.

En 1982 Keiko fue trasladado a Marineland, un parque de Ontario, Canadá, y fue entonces cuando aparecieron signos de su mala salud.

En 1985 lo trasladaron a Ciudad de México, a un parque llamado Reino Aventura, donde permaneció diez años, e incluso fue protagonista de algunos capítulos de telenovela, hasta que fue descubierto por los cazatalentos de Hollywood, para quienes rodó la saga Liberad a Willy.

Las películas generaron una enorme polémica sobre las condiciones de vida de la ballena, y los activistas exigían la mejora de sus condiciones y, por encima de todo, devolverle su libertad.

Antes de que su liberación se llevarara a cabo, había que preparar al animal para su adaptación, para lo que se construyó una inmensa piscina con agua salada y rocas marinas en Oregón. Poco a poco Keiko fue mejorando y adaptándose, por lo que se decidió devolverlo al mar de Islandia, pero tenía problemas de socialización y comunicación con las otras ballenas y nunca se adaptó del todo. Murió en 2003.

Cheetah, la amiga inseparable de Tarzán

En lo más recóndito de la selva virgen, un niño se crió entre animales y se convirtió en rey de la selva y se casó con una hermosa muchacha inglesa llamada Jane.

Estáis en racha, pues habéis vuelto a adivinar: Tarzán.

La compañera de Tarzán en sus correrías por la selva, su amiga del alma, es Cheetah, la chimpancé. Muchos primates distintos han jugado su rol a lo largo de la historia del cine. En la novela de Rice Burrougs no aparece este personaje, por lo que los guionistas de Hollywood hubieron de añadirlo. Su simpatía, su inteligencia y sus travesuras quedarán para siempre grabadas en el imaginario colectivo, aunque ni en sueños el autor literario se atreviera a concebirla.

Cheetah, la amiga inseparable de Tarzán
Cheetah y Tarzán | Foto Periodista Digital

Lassie, la perra más famosa del mundo

Lassie es una perrita collie que ha aparecido en el cine y la televisión.

Los niños nacidos desde mitad del siglo XX hacia adelante hemos tenido la suerte de disfrutar con sus aventuras.

En realidad, y aunque notásemos los cambios, Lassie es sólo un personaje y ha sido interpretado por diferentes perros, a cuál más inteligente.

Fue ideado por Eric Knight en el cuento Lassie: come home, publicado en 1938 en el periódico The Saturday Evening Post, siendo novelado en 1940. En 1943 apareció la versión cinematográfica con el perro Pal en el papel de Lassie. Desde entonces, Pal encarnó varias veces a Lassi. Como dato curioso, en 1951 actuó junto a una niña prodigio, la que luego sería la mujer con ojos de color imposible: Elizabeth Taylor.

Orbitar en el espacio exterior a cuatro patas

Laika puede considerarse como el primer ser vivo que orbitó la tierra y estuvo casi un mes en el espacio exterior. Hoy, con todas las tecnologías y avances a disposición de los hombres y mujeres que habitamos el planeta, habiendo ya el humano pisado la Luna y enviado misiones a Marte, puede parecernos rudimentario mandar a un perro a dar vueltas alrededor del planeta celeste, pero creedme, en 1957 los experimentos espaciales estaban en pañales.

“Como se sabía poco sobre los efectos que los vuelos espaciales podían producir sobre los seres vivos en el momento de la misión de Laika, y la tecnología suborbital no se había desarrollado todavía, no se tenía ninguna expectativa de que Laika sobreviviera”. Pero lo hizo. Vaya si lo hizo.

No volvió viva a la tierra y falleció en plena órbita, pero logró demostrar que era posible por lo menos estar ahí fuera. Laika carecía de pedigrí pero demostró que su valentía nada tenía que ver con la raza. Como dicen los Mecano en su canción:

Era rusa y se llamaba Laika

ella era una perrita muy normal.

Pasó de ser un corriente animal

a ser una estrella mundial.

Tan normal y tan corriente que sin saberlo allanó el camino para los vuelos espaciales humanos. Se volvió internacionalmente famosa (hoy diríamos viral), y pasó a formar parte de la cultura popular de la antigua Unión Soviética.

Platero y Juán Ramón

Os voy a plantear una adivinanza.

“Es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro”.

A los que estudiásteis la secundaria conmigo y camináis hacia los cuarenta esto os suena mucho, mucho. ¿Queréis que os refresque la memoria, u os lo sabéis? ¿Lo sabéis? Claro que sí: se trata de Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez.

Platero y yo animales populares
Platero | Foto “La estantería olvidada”

El animal ayuda al poeta de Moguer a conocer su propio mundo desde dentro, dándose de bruces con una realidad maravillosa y a veces triste en la que siempre está presente su burrito color nube, que este enero ha cumplido precisamente su primer centenario de vida. Platero y yo es el libro español más traducido después de El Quijote. Y es que su fama es bien merecida: lo quiere todo el mundo, aunque él tiene corazón y alma de niño, de niño eterno, por eso está apresado en unas páginas de papel y tinta, para gusto y deleite del pequeño que llevamos dentro.

Las tortugas más longevas de la historia

T’ui Malila es el nombre con el que se conoce a la tortuga más longeva del mundo.

Fue un regalo que el navegante James Cook hizo en 1777 a la familia real de Tonga, y ha vivido hasta 1965. Si mis cuentas no me fallan, T’ui Malila llegó a soplar 188 velas en su tarta de cumpleaños.

Murió por causas completamente naturales, y llevó una vida regalada en los jardines del palacio real. Ha habido quienes especulaban con su edad, pero lo cierto es que las teorías que sostienen quienes dicen que su vida fue más corta son poco probables.

T’ui Malila pertenecía a una especie muy rara, que sólo se encuentra en Madagascar, lugar habitado por quelónidos centenarios.

Últimos pensamientos

Podríamos considerar a los animales famosos como una atracción o una distracción, pero no lo haremos.

Alguien que llama la atención de los humanos porque ciertamente es un logro enorme orbitar la tierra o recorrer medio mundo es considerado digno de todo el respeto, y con todo el respeto han sido tratados en este artículo.

Esperamos que vosotros hagáis lo mismo, y que sigáis investigando por vuestra cuenta. Merece la pena.

Si conocéis algún otro animal famoso del que nos hemos olvidado o que creéis que debería aparecer en el artículo no dudéis en dejarlo en los comentarios.